VALPARAÍSO.- Cumpliendo con su rol de protección del medio ambiente y los ciudadanos, un trabajo conjunto entre las Aduanas de Valparaíso, San Antonio y la Subdirección de Fiscalización del Servicio Nacional de Aduanas y la Brigada Investigadora de Delitos Contra el Medio Ambiente (BIDEMA) de la Policía de Investigaciones, permitió que funcionarios de la Aduana de Valparaíso interceptaran 4 contenedores que en su interior contenían 109 mil kilos de desechos de baterías usadas (plomo) que estaban en la Zona de Extensión de Apoyo Logístico (ZEAL) del puerto de Valparaíso.

Captura134


Luego de una alerta emanada desde la Unidad de Análisis de Riesgo y tras bloquear en el sistema la exportación de los contenedores, un equipo de la Unidad de Drogas y otros Ilícitos de la Aduana Regional de Valparaíso junto a peritos de la BIDEMA fueron los encargados de constatar, a través de la revisión física, qué contenía el cargamento.


Los expertos de la Brigada Investigadora de Delitos Contra el Medio Ambiente, a partir de una orden amplia de investigar del Ministerio Público, llegaron desde Santiago para periciar el material tóxico y continuar con las investigaciones que correspondan.


De esta forma, luego que funcionarios de Aduanas y la BIDEMA abrieran cada uno de los contenedores, dentro de ellos se encontraron grandes sacos con un material pastoso y metálico. Los análisis preliminares realizados por la PDI con tecnología especializada que permite detectar este tipo de componentes, confirmaron que se trataba 109 toneladas de desechos de plomo de baterías usadas y no sulfato de plomo, como había declarado el dueño de la mercancía.


El subdirector de fiscalización de la Dirección Nacional de Aduanas, Javier Uribe, señaló que "esto es un fruto de un muy buen trabajo de coordinación entre las Aduanas de Valparaíso y San Antonio, que levantaron las alertas que nos permitieron bloquear la salida de estos contenedores. También hubo una muy buena coordinación con la Policía de Investigaciones, con la que llevábamos un tiempo investigando a la empresa que pretendía exportar este producto. Nuestro trabajo consiste en levantar patrones con perfiles de riesgo y cruzar la información. Nos preocupamos de ver la trazabilidad de lo que ingresa y sale al país. En este caso se trata de exportaciones que iban con destino al puerto del Callao en Perú."


Se trata de material cuyo movimiento transfronterizo está prohibido a partir del Convenio de Basilea, el cual fue suscrito por Chile en 1992 y del cual forman parte alrededor de 170 países.


El comisario Raúl Arancibia, Jefe (S) de la Brigada de Medioambiente Metropolitana de la PDI, indicó que "este tipo de productos está normado por el Art. 44 de la Ley 20. 092 que regula y sanciona el transporte y la comercialización de sustancias contaminantes. En este caso el plomo es una sustancia peligrosa. El riesgo en particular es que cuando el plomo entra en contacto con el organismo, éste no es capaz de desecharlo, de ahí su peligrosidad. Las empresas que producen estos desechos deben hacerse cargo de su tratamiento, pero en este caso, entendemos que por un tema de costos, intentaron exportarlo."
Se informó además que la Aduana de Valparaíso presentó una querella en el Juzgado de Garantía del puerto en contra de quienes resulten responsables.

La “Agencia de Aduana Waldemar Adelsdorfer y Cía. Ltda.” se formó en 1992 y desde ese entonces, ha prestado diligentemente sus servicios en materia de agenciamiento aduanero, ganando un lugar y prestigio en el mercado.

¿Donde Encontrarnos?

Oficina en Valparaiso
  Blanco Encalada 625 - Of. 105
32-2544750

 

Oficina en Santiago Centro
  San Antonio 385 - Of. 502
 2 24819860-61-62-63-64-65-66-67

 

Oficina en San Antonio
  Barros Luco 1418 - Block 9 Dpto.44
 35-2353370

 

Oficina en Los Andes
  Carretera los Libertadores km79 Ruta 57 - Of. 16
 34-2345610

 

Oficina en Aeropuerto
 2 2-6011986